Si estás a punto de cambiar de vivienda y tienes que empezar a pensar en cómo organizar todos tus muebles y enseres, seguro que ya te has preguntado cuánto cuesta una mudanza. En esta situación lo mejor es no descuidar los detalles para no llevarte ninguna sorpresa cuando llegues a tu nuevo hogar. Uno de los aspectos fundamentales y que más quebraderos de cabeza puede darnos antes de comenzar es el traslado de los muebles. Lo que en un principio puede parecer lo más complicado, no lo es si contratamos una buena empresa de mudanzas que ofrezca un servicio de guardamuebles de calidad. Veamos qué requisitos debe cumplir:

Sistemas de almacenaje en contenedor

Garantiza que tus muebles se mantengan impermeabilizados, es decir, impide el acceso de polvo y luz al interior. También deben contar con un sistema de desinfección y fumigación entre mudanza y mudanza.

Sistemas de protección

Tienen que asegurar una cobertura hermética. Además, las cajas en las que depositemos aquellos objetos más delicados (vajillas, artículos de decoración, cristalerías, etc.) tienen que ser de grosor adecuado para poder soportar todo su peso y evitar posibles daños.

Instalaciones seguras

Dotadas de sistemas contra incendios, que eviten humedades, dispongan de control de temperatura, alarmas y vigilancia privada, además de un seguro de mercancías.

De esta manera, para evitar los posibles daños en el mobiliario de tu casa, en el coste de la mudanza hay que tener previsto un servicio de este tipo. La principal ventaja de contar con profesionales que te ayuden en ese momento de cambio en tu vida es que te van a garantizar una mínima manipulación de la carga y la máxima seguridad en el trayecto. Pero veamos a continuación otros beneficios de contar con un servicio de guardamuebles que igual todavía no te has planteado:

Mayor espacio de carga

No te agobies si ves que tienes un montón de cajas y muebles que transportar. La tarea de “deshacer” una vivienda conlleva esfuerzo pero lo que es seguro es que llevarás contigo todas las pertenencias que desees, sin necesidad de desechar ninguna por falta de espacio para transportarlas.

Mayor organización

Al mismo tiempo, cuando revises y ordenes todas tus pertenencias, encontrarás objetos o materiales que ya no te interesan y que pueden tener una segunda vida en otras manos, así como artículos que directamente están estropeados y has acumulado con el paso de los años pero ya no serán útiles en tu nueva vivienda. Organiza todo en diferentes contenedores y así será más fácil la tarea.

Mayor flexibilidad

Dedica el tiempo necesario en realizar la mudanza, sin prisas, ya que cualquier olvido o desperfecto lo notará tu nuevo hogar. Con el servicio de guardamuebles tendrás a tu disposición los contenedores tanto tiempo como consideres.

Mayor adaptación al cliente

Tanto si se trata de una mudanza de vivienda habitual como si es una empresa la que cambia de ubicación y necesita llevar todos sus equipos informáticos, mobiliario y material de trabajo a una nueva sede u oficina, el servicio de guardamuebles es la mejor opción, ya que se adapta a las necesidades del cliente tanto en presupuesto como en espacio en función del volumen de su carga.

Con toda esta información en tu mano, podemos hacernos una idea de cuánto nos puede llegar a costar una mudanza y barajar la posibilidad de contar con estos servicios una vez que conocemos los requisitos del sistema de guardamuebles y principales ventajas, ya puedes valorar tu situación y tomar la mejor decisión en este momento tan importante como es dejar atrás tu vivienda actual para empezar una nueva etapa. Sin duda, un servicio de guardamuebles facilitará la mudanza de todo lo que te acompaña en tu día a día en el hogar y, a nivel personal, te hará más llevadero el proceso de cambiar de “techo” para que empieces con ilusión tu nueva andadura.