¿Estás a punto de cambiar de residencia pero no quieres llevarte la casa encima? Si te mudas, pero tu nuevo domicilio va a ser una segunda vivienda y solo quieres llevarte los objetos y enseres personales más necesarios para vivir, existe una opción perfecta para tu situación: el servicio de grupaje. ¿En qué consiste? Es una mudanza compartida con otras personas en tu misma situación y con necesidades similares.

Actualmente, los servicios de mudanzas se han enfocado en la personalización del servicio para una mayor comodidad del cliente. En concreto, el servicio de grupaje presenta dos ventajas. Por una parte, el coste del traslado quedará reducido al compartir los gastos con otros clientes. Y, por otra, tendrá la misma garantía que una mudanza completa, desde los trabajos de preparación del contenido como el desmontaje y el embalaje hasta su distribución en la dirección indicada. No temas, ya que si contactas con una empresa de mudanzas que se caracterice por su profesionalidad, el servicio será impecable aunque no se trate de un traslado de grandes dimensiones.

El grupaje es un servicio económico e interesante para quienes no se pueden permitir pagar una mudanza de todos sus muebles y cuentan con una vivienda “base” o domicilio principal en la que poder conservarlos. También resulta muy útil cuando el traslado es a un país extranjero y no puedes llevar demasiadas cosas contigo. De esta manera, la mercancía viajará junto a la de otras personas que también soliciten el servicio para el mismo destino. Además, llegará en el menor tiempo posible.

Es un servicio en red en el que distintos clientes con un mismo destino comparten gastos para trasladar sus pertenencias. En los tiempos que corren, la economía colaborativa ha cobrado una especial relevancia. Y el sector de las mudanzas no se queda atrás, hecho que valoran muy positivamente los ciudadanos. Además, como cada día más gente decide utilizar el servicio de grupaje o mudanzas compartidas, esto hace que sea más eficiente en relación con las fechas de recogida y entrega. Ya que los vehículos de transporte se llenan antes y están listos para arrancar en muy poco tiempo.

¿Cómo funcionan las mudanzas compartidas o grupajes?

Si a ti también te parece una propuesta interesante, querrás conocer cómo funciona el sistema. Los siguientes pasos te ayudarán:

  1. Planifica tu mudanza y realiza tu solicitud. Planifica el volumen de carga que quieres trasladar (m3 y número de objetos), lugar de origen y de llegada (kilómetros a recorrer) y plazo o margen de tiempo en el que debe completarse.
  1. Los profesionales de la empresa de mudanzas estudian tu caso. Lo incluirán en su base de datos y lo vincularán al de otras personas que hayan solicitado el mismo trayecto.
  1. Recibes información sobre las tarifas disponibles y las fechas más próximas en las que puede realizarse el grupaje. Existen viajes semanales, quincenales y mensuales en función del destino de la carga, así como rutas nacionales por toda la geografía española y rutas internacionales.
  1. Decides qué fecha de recogida te conviene más y cierras el trámite con la empresa de mudanzas. Esta deberá informarte en todo momento del estado del grupaje y de su entrega final.

Con estas cuatro sencillas indicaciones podrás trasladar todo aquello que desees de una manera segura, rápida y barata ya que solamente pagarás por el espacio que ocupe tu carga en el vehículo que se encargará de realizar la mudanza. Empieza ya a pensar en tu nueva vida y contacta con Guadalajara Mudanzas, empresa especializada en el servicio de grupaje, un servicio de transporte adaptado a los nuevos tiempos, en los que la colaboración entre las personas se ha convertido en la base de las relaciones sociales y económicas.

      -> Quizá te interese seguir leyendo sobre los trámites para realizar una mudanza al extranjero