¿Sabías que los españoles somos los europeos que menos nos mudamos de casa a lo largo de la vida? Mientras que la media en los países europeos está en cuatro veces en España está en dos. Pero en cualquier caso, cambiar de casa se convierte en un ritual al que al que irremediablemente tendremos que hacer frente alguna vez. Una situación que puede terminar convirtiéndose en una auténtica pesadilla para muchos, especialmente cuando no se ha planificado correctamente. Y es que si no preparamos con tiempo cada detalle, acabaremos teniendo más trabajo y más gastos. Por este motivo, es muy importante seguir una serie de pasos y contratar una buena empresa de mudanzas en Guadalajara.

Para elegir la empresa de mudanzas más adecuada a tus necesidades es importante pedir varios presupuestos. Y es que no todos son válidos. De hecho, solamente tenemos que fiarnos de aquellos que contemplen exactamente los elementos que queremos trasladar, no dejarnos llevar por los chollos y elegir a aquella que nos ofrezca garantías. Además, en el presupuesto debe tenerse en cuenta el origen y el destino de la mudanza, el tipo de mobiliario, el trabajo a realizar, el medio de transporte y la fecha en que debe llevarse a cabo. Pero veamos con más detalle los pasos que debes seguir para conseguir un buen presupuesto y que la mudanza resulte mucho más fácil.

1. Planificación

Una mudanza no es algo que hagamos todos los días, por lo que en estas cuestiones no hay lugar para la improvisación. Si queremos que todo salga bien, debemos planificarla con suficiente antelación siempre que sea posible.

2. Pedir presupuesto previo sin compromiso

Pide presupuesto a varias empresas de mudanzas en Guadalajara para hacerte una idea de cuál es el precio medio del trabajo. De esta forma, si te dan un presupuesto demasiado bajo, podrás saber que no es lo habitual. Además, aunque el bolsillo es lo primero que suelen mirar muchas personas al contratar este tipo de servicios, es recomendable no quedarse solamente con eso y consultar también qué es lo que te ofrecen para poder valorar mejor cada presupuesto.

3. Desconfía de los presupuestos ofrecidos sin una visita al domicilio

Nunca admitas presupuestos telefónicos o por email. De lo contrario, corres el riesgo de que el precio más tarde aumente porque no se habían tenido en cuenta algunos factores. Por supuesto, pide siempre el presupuesto por escrito proporcionado solamente después de haber realizado una visita al domicilio. De esta forma, podrán establecerse las condiciones en las que se realizará la mudanza y elaborar un presupuesto fiel a la realidad.

4. Solvencia y profesionalidad

Es importante que te asegures de que la empresa de mudanzas en Guadalajara que elijas está autorizada para poder llevar a cabo este tipo de actividades y que sea profesional. La empresa debe estar inscrita en el Registro de Empresas de Mudanzas de la Dirección General de Transportes de su Comunidad Autónoma y disponer de un seguro de responsabilidad civil y mercancías. No tengas reparo en solicitar dicha información.

5. Leer siempre la letra pequeña del contrato

Es fundamental prestar atención a cada una de las cláusulas del contrato, especialmente a la letra pequeña, comprobando que en él se contemplan todos los datos de la empresa de mudanzas, el inventario de tus pertenencias, el trayecto a realizar, las fechas de inicio y de finalización de la mudanza y el precio final a pagar. Si hay algo que no entiendes, es mejor que antes lo consultes en lugar de firmar, ya que esto puede ahorrarte más de un quebradero de cabeza.

6. Seguro de tus enseres

Solicita información detallada sobre las coberturas del seguro que te ofrece la empresa de mudanzas y si es posible ampliarlo. Puede que haya algunos objetos de valor, ya sea de mercado o sentimental, que quieras que sean tratados de manera diferente al resto. Y es que en las mudanzas siempre hay riesgos de desperfectos, extravíos y robos.

7. Prepárate para una posible reclamación

Antes de contratar cualquier servicio, es fundamental prepararse por si algo sale mal. Conserva toda la documentación de la empresa de mudanzas con el objetivo de realizar una posible reclamación con pruebas escritas y mantén actualizada la cronología de la mudanza para saber cuándo tuvo lugar cada cosa.