Tipos de vehículos para mudanzasEl transporte es fundamental de todo proceso de mudanza y por el que decidimos contratar a una empresa especializada. Los vehículos para mudanzas que llevarán todas  nuestras pertenencias cuando nos mudamos de vivienda, de local o de oficina, deben tener unas características determinadas para garantizar un traslado 100 % seguro. Por este motivo, una buena empresa de mudanzas debe cuidar su flota como si fuera un tesoro. Además de mantenerla siempre revisada y al día en las últimas mejoras tecnológicas.

Según el servicio que necesitemos, las empresas nos ofrecerán una variedad de vehículos para adaptarse a nuestras necesidades. La clave principal es el tamaño. Es decir, estimar con la mayor exactitud posible cuánto espacio ocupará toda nuestra carga. Dependiendo del volumen y de aspectos como el tipo de calle en la que estacionar el vehículo, la decisión variará. Por ejemplo, entre un camión de grandes dimensiones o dos más pequeños que puedan realizar el mismo servicio pero sin interrumpir el tráfico.

¿Qué tipos de vehículos para mudanzas existen?

Para hacernos una idea de las clases de vehículos que podemos contratar a la hora de realizar una mudanza, os dejamos esta breve clasificación:

  • Camión capitoné: cuentan con una protección acolchada en su interior para garantizar la integridad de los objetos frágiles o valiosos.
  • Camión con plataforma o grúa elevadora en su parte trasera: ayudará a subir y bajar la carga a través de la fachada (por ejemplo, en un piso alto de un edificio de viviendas o en un piso en el que resulte imposible o costoso sacar o introducir el mobiliario por el ascensor o la escalera) y también a mover objetos pesados.
  • Tráiler: es el camión de mayores dimensiones, perfecto para grandes distancias y un gran volumen de carga. De hecho, es el que se suele utilizar en el servicio de grupaje o mudanzas compartidas nacionales e internacionales.
  • Camión porta contenedores: muy espacioso, es el utilizado en el servicio de guardamuebles o en los fletes marítimos.
  • Furgonetas: si la mudanza es pequeña en cuanto al volumen de carga (y también como complemento a un camión para terminar de trasladar todo), optar por una furgoneta es la opción más económica, más rápida y la más accesible para situarse en la vía en la que se encuentre tu oficina, local o trastero. Siempre debe ser un vehículo de una empresa de mudanzas. Nunca la furgoneta que nos pueda prestar algún amigo o conocido. Ya que no estará acondicionada para este tipo de traslados y la que nos ofrezca una empresa, sí.

Elige la mejor equipación tecnológica en los vehículos para mudanzas

En la actualidad, la mayoría de los vehículos de mudanzas llevan incorporado un sistema de localización de tipo GPS que permite a los profesionales de la empresa conocer en todo momento la ubicación de su flota y, de esta forma, comprobar que la “cadena” está funcionando correctamente y poder informar a sus clientes del estado del traslado, lo que sin duda supone un plus de seguridad para ambas partes.

Con una buena empresa de mudanzas, que cuente con un equipo profesional y con trayectoria y con servicios de calidad como Guadalajara Mudanzas, trasladar nuestra vida material (y en buena parte, también sentimental) será una tarea sencilla, ya que no tendremos que preocuparnos por el trayecto y podremos ir acondicionando nuestra nueva estancia con la seguridad de que recibiremos el mobiliario y las pertenencias en perfecto estado.

     -> Quizá te interese leer más acerca de las mudanzas locales y el transporte

Nombre*

Email*

Teléfono*

¿Servicio?

Resumen
Fecha
Articulo
Tipos de vehículos para mudanzas
Valoración
51star1star1star1star1star