Mudanza a la segunda residenciaA veces las mudanzas son sólo por cuestión de semanas o meses. Se trata de esos traslados a tu residencia de verano que te espera para disfrutar de unas merecidas vacaciones. Aunque también a aquellos que nos obligan a movernos por un trabajo estacional, una visita de larga duración o queremos pasar un tiempo sabático en otra ciudad.

Un error común de la mudanza a la segunda residencia es querer llevarse todo lo que hay en la casa. Especialmente cuando es por un periodo de tiempo corto. ¡No hace falta vaciar el trastero! Es más práctico y recomendable hacer un inventario con las cosas que son indispensables. Es decir, las que menos problemas nos acarrear al trasportar y las que no queremos desprendernos.

Hoy en día no hace falta cargar con siete maletas en el coche y hacer cuatro viajes para trasladarlo todo. Es más ventajoso, por comodidad y eficacia, contratar una empresa de mudanzas. Sólo tienes que pensar en el tiempo, gasolina y esfuerzo que te ahorras. Y, ¡es tan fácil como pedir un presupuesto sin compromiso!

Deja tu mudanza de segunda vivienda en manos de expertos y olvídate de todo

Estas empresas se cargan de empaquetar de forma correcta todas tus pertenencias. Así como de trasportarlas y descargarlas en tu residencia. Te vas a evitar el miedo a que se rompa un objeto o mueble. Ellos ya tienen pericia, experiencia y los materiales eficaces para realizarlo todo. A su vez, también esquivas estar calculando qué tipo de vehículo necesitas para que te entre todo, cuántos viajes debes hacer, cómo tienen que empaquetar.. Y, si no tienes coche, encontrar el mejor precio para uno de alquiler.

Y no olvides que está contando con profesionales. Una vez contratado el servicio, el equipo irá a tu casa para medir los muebles y objetos más voluminosos. De esta forma determinarán qué bártulos necesitan embalaje de protección, qué muebles es necesario sacar por la ventana y cuáles desmontar, etiquetando y ordenando todo para evitar pérdidas.  Tu trabajo se limitará a realizar la lista de traslado.

Simplemente usando Internet puedes encontrar aquellas empresas en la zona que te interesa. Y si te estás preguntando cuánto cuesta una mudanza puedes consultar los precios y servicios que ofrecen desde su web sin compromiso. Por ejemplo, si tienes que llevar muchas cosas a tu casa de la playa, sólo tienes que solicitar tu presupuesto de mudanza en Marbella, Barcelona o Alicante, entre tantas otras posibilidades. Así podrás encontrar las diferentes empresas que trabajen en esas áreas.

                    -> Quizá te interese conocer más acerca de cómo realizar una mudanza en verano

A la hora de montar los muebles, distribúyelos por espacios

Una vez que todo haya llegado a tu segunda residencia, antes de deshacer las cajas, comprueba que todo está correcto. Lo mejor es distribuir el equipaje en las habitaciones correspondientes y, en cuanto puedas, comenzar a montar los muebles estancia por estancia. Ve desde las tareas más grandes a las más pequeñas. Así llegarás al punto en el que puedas comenzar a decorar y darle ese toque de hogar. Puedes empezar por el baño, la cocina y el dormitorio que son las principales de la casa. Y las que usarás inmediatamente.

Si has elegido una empresa de mudanzas para trasladar tus cosas debes saber que ellos se ocupan de rearmar los muebles que fueron desmontados. Con lo que te olvidad de esta tarea tan laboriosa que requiere tiempo y cuidado de no perder todos los tornillos, tuercas y demás objetos que tuvieron que ser quitados. Además ganas en rapidez porque estos profesionales saben cómo tienen que hacer las cosas de la forma más eficaz.

Nombre*

Email*

Teléfono*

¿Servicio?

Resumen
Fecha
Articulo
Mudanza a la segunda residencias, consejos útiles.
Valoración
51star1star1star1star1star